NUNCA PIERDAS LA CAPACIDAD DE EMOCIONARTE

CORRE PARA TI

Varios años sin correr una maratón “para mi”, varios años sin sentir esos nervios, esas dudas e incluso ese miedo que recorre tu cuerpo desde varios días antes, hasta el mismo momento que resuena, no ya en tus oídos, sino en tu corazón, el pistoletazo de salida de los 42.195 metros.

Podría decir que ni lo había entrenado a conciencia, ni siquiera medio bien, pero eso es lo de menos, me metería en el terreno de las excusas y a mi no me gustan las excusas, es más, las mías me cabrean. Iba más que preparado para cumplir con la maratón, pero me conozco muy bien y sabía que no me conformaría con solo “acabar”…

Pero tranquilo, que, a partir de aquí no te voy a aburrir con una crónica de mi carrera; a partir de aquí solamente quiero recordarte que puedes (y debes) dedicar tu logros y tus victorias a tus seres queridos, a tu pareja, tus hijos, tu entrenador, o al gato; a quienes te han apoyado, se han sacrificado e incluso han aguantado las ganas de estrujarte el cuello en algún momento de las últimas semanas.

Ahora bien, para quien debes correr es PARA TI, es algo que tiene que salir de tu interior. La motivación que te impulsa a calzarte las zapatillas y marcarte un objetivo debe estar dentro de ti mismo. Que no te lo pongan ni te obligues a hacer algo porque lo hagan los demás o porque “todo el mundo lo hace”.

Como ya he comentado hace unos días por las redes sociales, no sé si el tiempo distorsiona el recuerdo que nos queda de las cosas, pero estoy convencido de que la emoción que sentí en la Maratón de Vitoria fue, al menos, similar a la que sentí en las dos más importantes de mi vida: y sé que esa emoción será el recuerdo más importante que me quedará de una mañana de domingo de mayo.

Que tus excusas no te alcancen…¡¡¡CORRE!!!

(FOTOGRAFÍA CORTESÍA DE JOSÉ CRUZ LAFUENTE)

Comments

  1. Juan Luis Badiola

    Yo también llevaba más de 3 años sin correr un maratón y lo hice al igual que tú en Vitoria-Gasteiz, y cómo te has explicado tan bien, hago mía tu crónica compañero.
    Grande Lillo
    Un saludo

    1. Imanol Loizaga

      Para mi será un placer. Nos vemos quemando asfalto (o monte)

  2. Aitor Sanchoyerto Martínez

    No puedo estar más de acuerdo. Profesionalmente y personalmente soy un persona que intento impulsar y motivar al máximo el trabajo en equipo, básicamente por que estoy convencido de que es la mejor forma de afrontar la vida. Los que me conocen, se sorprenden al conocer que mi pasión es correr ya que lo consideran un deporte individual, en lugar de un deporte de equipo. Efectivamente corro para mí. Pero para que yo pueda estar en la línea de salida, o incluso antes, cuando me he planteado el reto, nunca he estado solo. Mi familia siempre está conmigo y antes de afrontar un reto debemos analizarlo juntos ya que a ellos también les va a afectar mi decisión. Son muchas horas de entrenamiento, alimentación, preparación de la logística de la carrera y cambios de estado de animo, que si no tuviera de su ayuda no sería posible. Que yo pueda presentarme a una salida de una prueba es un trabajo en equipo y la carrera es la consecución de un trabajo de equipo materializado en mí. Su ayuda y su apoyo es fundamental. Gracias equipo.

    1. Imanol Loizaga

      Pienso igual que tú, Aitor: la familia es necesaria, nuestro apoyo y nuestra fuerza. Eses trabajo en equipo para preparar una carrera que comentas vale de ejemplo perfectamente para luego aplicarlo en el mundo laboral.
      Muchas gracias y un abrazo.

  3. Gotzon Solaegi

    Aupa Imanol!!
    Como me alegro de que hayas encontardo esas sensaciones. A pesar de que las marcas hayan pasado a un segundo plano, entrenamos por disfrute!
    Un abrazo, mister!

    1. Imanol Loizaga

      Aupa Gotzon,
      Ni más ni menos, ya firmaba yo por seguir disfrutando dentro de 40 años y las marcas que sean las que sean.
      Un fuerte abrazo y disfruta en la BIBE.

Comentar