Maratón y apuestas de verano

Leo en un periódico un artículo que pretende ser una guía de entrenamientopara que una persona normal consiga correr una maratón“. En la entradilla ya te anima a no arrepentirte de tu decisión “aunque lo hayas hecho como parte de una apuesta (…) o por decisión impulsiva”.

Luego sigue con “si entrenas constantemente, cuidas tu alimentación, haces un poco de yoga y no te emborrachas antes del gran día, no estarás padeciendo durante los 42 kilómetros de la carrera

No creo que ninguno tengamos duda de que la primera parte de esta frase, es decir, entrenamiento constante y alimentación, sea cierta (obvia, pero cierta); con lo del yoga no me meto, conozco por otras personas los beneficios que les reporta aunque tampoco veo que vaya a ser uno de los pilares de la preparación de una maratón, pero lo de “y no te emborrachas antes del gran día”… ¿A cuento de qué viene?

Enlazando esto con que la decisión se haya tomado como parte de una apuesta o de forma impulsiva, o con otras frases que aparecen del tipo: “en las bodas o despedidas de soltero, tras una terrible resaca, termina corriendo para sudar todos los excesos de la buena vida“, más bien parece un artículo de “Cómo ganar esa apuesta absurda que hiciste un día de borrachera sin morir en el intento y saber celebrarlo después”

Un poco de seriedad (el artículo aparece en un medio de comunicación), que yo soy el primero que se toma una cerveza después de una carrera o de una quedada, que tengo compromisos sociales, que de vez en cuando comete un exceso…pero correr una maratón, sin pretender mitificarlo tampoco, es algo que no hay que tomar tan a la ligera.

Por cierto, también los corredores ya experimentados, cuidado ahora en verano con esas apuestas a ciertas horas en las fiestas del pueblo, que luego…

 

Seguimos en agosto con los grupos de entrenamiento, más información en imanol@loizagaprest.com o en el 606336121

Comentar