La crisis de los 30

Este es un post sobre correr, sí, tranquilos, no sobre crisis existenciales o la capacidad de afrontar los cambios que supone adentrarse en la treintena…que, en lo que a algunos respecta, nos queda muy lejos ya.

Me refiero a la obsesión que tenemos por llegar a tiradas de, al menos, 30 kilómetros, sí o sí, en la preparación del gran objetivo, de la gran prueba, de la maratón, también conocida como la “Innombrable” por estos lares.

Por mi formación y experiencia como entrenador, pero también como atleta que ha preparado unas cuantas de éstas, entiendo a quienes piensan que tiene que hacer tiradas larguísimas, muchas, desde varios meses antes de la carrera…porque lo más importante es trabajar la resistencia, ¿verdad?

¿O no?

Cada atleta es un mundo, con sus características, sus objetivos, su experiencia y bagaje deportivo, su edad, sus ritmos…no hay una única fórmula y en unos hay que incidir en determinados aspectos que en el caso de los otros cobran menos importancia, aunque, por supuesto, también se tengan en cuenta.

Pero claro, leemos que Kipchoge se hace entrenamientos de 36 kms, que la vecina de 3 horas y media, nos aconsejan que rodemos y rodemos y rodamos y rodamos porque la maratón es eso,¿no? Rodar y rodar…¿verdad?

Me encuentro frecuentemente en medio de negociaciones con la gente que preparo acerca de la duración de ese tipo de entrenamiento. Pasa el tiempo, y si en el plan semanal no aparece esa tirada, me sugieren de distintas maneras, utilizando toda clase de imaginativos circunloquios, que tienen que hacer los 30 kms

Lo mejor viene cuando en el feedback que me hacen llegar, en muchos casos, casualmente, “sin darse cuenta”, “por error” o “para lo que me quedaba”, han alargado algún entrenamiento, más de lo previsto, para llegar a sus anhelados 30.

O incluso más, que a algunos tampoco les vale con esa paliza…

La comunicación es importante y ponerse en el lugar del atleta también. ¿Si sabes que no le va a perjudicar físicamente, que haga algún km de más sobre lo que has previsto le va a dar confianza? Pues adelante, que no somos máquinas y junto a la preparación física tiene que haber una labor de mantener y reforzar la motivación y la autoconfianza.

Y para ello también les recuerdo que las tiradas largas son importantes, pero que lo fundamental es el conjunto de la preparación, también. Que sea proporcionada, equilibrada, que vaya en progresión respetando las cargas y la asimilación de los entrenamientos, variada…

#NiUnDíaSinReír

Que repasen esos entrenamientos que sobre el papel no parecen gran cosa y después de hacerlos se dan cuenta de que han acumulado mucho a muy buen ritmo, cuando han enlazado dos días seguidos jugando con un cierto cansancio acumulado, el trabajo de fuerza, cómo reducimos las recuperaciones y aumentamos las repeticiones en una sesión de series… muchos elementos que suman mucho más de lo que pensamos y, junto a, sí, por supuesto, las tiradas largas, completan una buena preparación..

La maratón es diferente por muchas cosas.

#QueTusExcusasNoTeAlcancen…¡¡¡CORRE!!!

Comentar