Correr es de cobardes

Si nos dieran un euro por cada vez que nos han dicho la famosa frase de “correr es de cobardes“, otro euro más por esa otra de “¿por qué corres si no te persigue nadie?” y un tercero por “¿cómo?, ¿que además tienes que pagar en las carreras?“, seguro que estaríamos jubilados hace tiempo, ¿verdad?

Resulta difícil explicar a alguien lo que nos aporta salir a hacer unos kms, lo bien que nos sienta y, en muchos aspectos, solamente lo puede comprender alguien como nosotros (empatía)

No sé si alguno de ellos corre, pero hace ya 18 años lo contaban (y cantaban)  No me pises que llevo chanclas en su “Footing tonight”, todas esas cosas:

Antes de que amanezca, viendo como sale el sol, a mediodía, al atardecer o a la noche:

Cuando llega la noche
yo me pongo mis chanclas
y a correr (y a correr)BIS
venga a correr

bajo las estrellas
por la avenida
de la ciudad (de la ciudad) BIS
la gran ciudad

Oyendo música o escuchando tus propios pasos, ensimismado o sin perder detalle de lo que pasa alrededor:

música en mis cascos
y la noche pa correr
polis in the corner
chicas en el club
yo no se na (yo no se na)BIS
no he visto na

Mejorando en el aspecto mental y físico, despejando la mente y aumentando nuestro bienestar:

mientras la gente
se vuelve loca
yo respiro por mi boca
que es mejor (mucho mejor)
pal corazón (pal corazón)
mucho mejor

Enganchados (en el buen sentido), conociendo gente,…

yo solo tengo un vicio
que es hacer mucho ejercicio
y la otra noche corriendo
yo vi al Rey, Urdangarín y Marichalar

Y cuando acabas, lo bien que te quedas…

luego voy a casa una duchita
y a dormir, hasta mañana
footing footing footing tonight(x2)

Y quien no lo entienda…peor para él

El vídeo, como no, impagable, aquí lo tienes

#QueTusExcusasNoTeAlcancen…¡¡¡CORRE!!!

Comments

  1. Venan

    Correr es de cobardes, hasta tal punto que el martes en el grupo de entrenamiento estuvimos 15 personas luchando contra un viento fuerte helador y ayer mismo, en plena alerta por inundaciones, estuvimos 11 personas luchando contra los elementos y la lluvia racheada. Creo que más que cobardes ayer no fuimos valientes, casi héroes!

  2. Imanol Loizaga

    Entrenando en grupo nos animamos desde el mismo momento en que, un rato antes, mientras estamos calentitos en casa, dudamos si salir o no a entrenar.
    Siempre dentro de los límites de la prudencia, conseguir sacar un entrenamiento luchando contra el frío, la lluvia o el viento, es de valientes.
    Pero para entenderlo hay que vivirlo.

Comentar