Sobre Benjamin Pachev, María Lorena Ramírez y demás Kipchoges

Este mes de mayo ha sido, si se me permite, el de las noticias sobre material, tecnología y avances en el running. Lo comenzábamos con el gran espectáculo de Kipchoge, Nike y compañía en el circuito de Monza. Lo de record de maratón SÍ/record de maratón NO lo dejamos para otros debates aunque ahí queda: un (extra)terrestre que estuvo durante 2 horas corriendo a 2:50.

Que si la Vaporfly por aquí, entrenamiento secreto por ahí, etc. Mucho montaje publicitario, si, pero al menos nuestro querido atletismo ha ocupado portadas, minutos en televisión y mucho e interesante debate en redes sociales.

Por otro lado, quien más quien menos ha leído o le han contado alguna de las dos noticias que parecen desmontar esos avances sobre entrenamiento y, especialmente, sobre el calzado que debemos utilizar para correr tanto por asfalto como por montaña.

Brevemente, Benjamín Pachev, un corredor de 18 años, corrió la media maratón de Indianapolis en 1:11:53 (¡a 3:24/km!) calzando unas crocs como podemos apreciar en la fotografía.

Parece ser que de casta le viene al galgo porque su padre hizo en la misma prueba 1:18 y, como no, con su correspondiente par de crocs. Este último afirma que son muy cómodas, transpirables y bastante más baratas que unas zapatillas de running, especialmente las de color rosa que encontró en oferta (no es broma).

Por otro lado tenemos la historia de Maria Lorena Ramírez, una mujer tarahumara que ganó la Ultra Trail Cerro Rojo con las sandalias típicas que ellos mismos se fabrican con trozos de neumático y cuerdas. Corrió sin seguir ningún plan de entrenamiento ni estrategia de avituallamiento. Es bastante conocida entre los aficionados al running la historia de los tarahumara, recogida en libros como “Nacidos para correr” de Chris McDougall.

Estos dos últimos son casos excepcionales, se salen de la norma general, pero evidencian algo que no nos cansamos de repetir muchos de los profesionales que nos dedicamos al mundo del running: el material es importante, especialmente las zapatillas, pero se puede y se debe mejorar la técnica de carrera, la forma en que nos desplazamos, en que apoyamos el pie, la postura del cuerpo, etc.

Como me decía Fernando Canales cuando le estuve preparando para la 20 KM Bilbao “correr no es correr”. Se dio cuenta de que para avanzar, no lesionarse y disfrutar hay que hacer otra serie de cosas además de poner un pie delante de otro.

Un amigo, compañero en runnea.com y gran profesional como Alberto Cebollada lo explica perfectamente en este podcast de obligada escucha y guarda. Son 30 minutos que no tiene desperdicio en los que nos abre la mente sobre la importancia de aprender a correr, de trabajar también la fuerza, de reducir el impacto de nuestros pies, de ser consciente de lo que estamos haciendo cuando ejecutamos un ejercicio…un lujo.

Unas zapatillas acordes a nuestras características son importantes para correr; aprender a hacerlo correctamente, fundamental; pero imprescindible, lo único imprescindible, son las ganas.

Que tus excusas no te alcancen…¡¡¡CORRE!!!

PD: El personaje de la primera foto es Ashrita Furman. Una búsqueda en google os devolverá unas cuantas fotos curiosas

Comentar