Baile de ilusiones

 

“¿Y si vamos en abril a la Rock&Roll Madrid Marathon y corremos la Media?”

El último jueves del pasado noviembre, como cada último del mes, nos quedamos a tomar una cerveza al acabar el entrenamiento en Bilbao. También solemos celebrar de forma sencilla los cumpleaños agrupándolos por meses para que no haya demasiados “tercer tiempo” y conciliar con nuestras responsabilidades personales y laborales.

Y así surgió la idea de preparar la media maratón que se iba a celebrar en Madrid el 22 de abril coincidiendo con la Rock&Roll. Iríamos en grupo, cada cual con su objetivo, ritmo y preparación, pero juntos, habiendo compartido el camino, ese camino que, este invierno, ha estado plagado de lluvia, frío, viento, más lluvia, más frío y más viento.

El grupo de entrenamiento #QueTusExcusasNoTeAlcancen que aparece en parte en la foto, nació en julio como un curso de un mes, siguió en agosto y se consolidó para todo el año por iniciativa de los propios atletas que así me lo pidieron. Comenzamos 8 personas y, ahora mismo, lo conformamos 16: mujeres y hombres de diferentes edades, ritmos de entrenamiento y objetivos, pero con grandes cosas en común. Un grupo abierto al que se sigue sumando gente y es recibida con los brazos abiertos.

Desde los 25 años hasta más de 50, sin experiencia en carreras más allá de los 10 kms o veteranos maratonianos, buscando bajar de 38 minutos en los 10 kms o de los 65, cada cual con sus objetivos y sus sueños, pero todos llenos de ilusión.

No voy a contar lo estupendos que somos (que lo somos), ni relatar una epopeya de cada una de las carreras del domingo (aunque hay historias muy potentes detrás de cada uno), pero compartir 36 horas intensas con este grupo humano, además de fortalecer las relaciones personales, me ha ayudado a vivir muy de cerca y recordar qué pasa por la cabeza de alguien en las horas previas a su gran objetivo: nervios, inseguridades, imprevistos, que si no he bebido suficiente (y ya vas por los 3 litros), que si el arroz tiene o no que ser integral, el mito del plátano antes de empezar para no tener calambres, alguno que se echa vaselina hasta en las cejas…y, sobre todo el pensamiento, la duda de que no he entrenado suficiente.

Me habría gustado hacer los 21097 metros con cada una de las personas que fuimos (especialmente con quienes debutaban en la distancia), codo con codo para ayudar a controlar el ritmo, dar ánimos en los momentos críticos (que siempre los hay y tiene que haberlos), sentir cómo pelea cada paso y dar un gran abrazo al cruzar la línea de meta, pero, evidentemente, solamente puede hacerlo con una y fue, por supuesto, toda una experiencia para mi. Siempre, siempre aprendo algo.

Como comentaba el otro día por redes sociales, si al acabar una carrera, sea cual sea el resultado, no te quedan ganas de sonreír, algo no estás haciendo bien. Rodéate de gente que te haga sonreír, gente con ilusión y el éxito estará asegurado.

Si ya nos lo cantaba Ariel Rot : “…porque la vida es un baile de ilusiones y el que no baila está muerto

A los que estuvimos y a los que no pudieron venir: eskerrik asko equipo!!!

Comments

  1. Venan

    Yo fui una de esas personas afortunadas que tuvo la oportunidad de preparar y conseguir su reto de tu mano y de la de todo el equipo. Con 54 años, he logrado hacer mi primera media. No ibas a mi lado, pero estabas conmigo en todo momento. Todas esas indicaciones en cada entrenamiento, confianza, preparación hicieron que fuéramos no sólo convencidos, sino que fuera muy difícil que nos saliera mal. Todos alcanzamos nuestros objetivos con creces y cada una de las personas vivió su propia carrera junto con la del resto. Un hilo invisible unió al grupo y vivimos cada una los éxitos de las demás. Nos cuidamos protegimos y animamos. Grande equipo! Enorme entrenador y sobre todo, #quetusexcusasnoteacompañen

  2. Sergio

    En esta carrera tuve la suerte que me tocará a mi ser la pareja de baile de Imanol dentro del grupo además del impulsor del uso de la vaselina por doquier.
    Gracias a Imanol pude intentar el reto de baja de una hora y media mi marca de media maratón y no solo lo conseguí sino que baja mi marca en 10 minutos.
    Durante la carrera Imanol fue mi liebre, planificador, botillero, animador, psicólogo y sobre todo amigo, dejando a parte su faceta más reconocida de entrenador.
    Siempre lo recordare y agradeceré.
    Y el pre y post carrera con este grupo de personas fue increíble, todos con las mismas ilusiones, con los mismos nervios, con las mismas ganas de disfrutar, aunque con distintos retos, pero apoyándonos unos a los otros y disfrutando todos juntos de los éxitos conseguidos.
    Gracias por hacerme parte de esta familia #quetusexcusasnotealcancen

  3. Miren Fernandez Mujika

    Mi primera media, indescriptible lo vivido: el camino recorrido, la planificación del viaje, los dos días en Madrid, … y la carrera… pero no lo más indescriptible son las personas que me han hecho sentir y vivir esto. Una primera para recordar, para contar… hemos creado un vínculo de equipo, donde 1+1 no sumas dos, suman HUMANIDAD+GENEROSIDAD.
    Siento orgullo de ser parte de este equipo que ha entrenado muy duro, cada uno en su ritmo y desempeño, con un gran entrenador que ha sabido llevarnos a mejorar a cada uno pero en equipo. Un objetivo compartido donde el de todos ha sido más grande que el individual, donde se ha dado muchoooo cariño, reconocimiento y si, voy a decir : AMOR. Y muchas risas…
    Es un hilo tan fuerte el que nos está uniendo que necesitamos ir al entreno, vernos, oírnos, sentirnos…
    el “jefe” una persona muy humilde, gran profesional y con un saber hacer que nos guia y motiva.
    No fuimos todos a Madrid pero todos estuvieron presentes , y eso es muy grande.
    Hace un año no corría y ahora tengo mono… somos una pequeña familia. Zorionak a cada uno de mis compis !#QueTusExcusasNoTeAlcancen celebramos cada entreno y la VIDA!!

  4. Carlos Alvaro Arnaiz

    Tuve la oportunidad de disfrutar de este fantástico fin de semana, de la carrera y sobre todo de la compañía de una gente maravillosa que son quienes hicieron que dicho fin de semana fuera increible. Sólo darles las gracias a todos y cada uno de ellos por hacerme partícipe y esperando a un siguiente fin de semana…
    Ah, y que decir del Mister Imanol Loizaga. Que paciencia tiene jajaja
    #quetusexcusasnotealcancen

  5. Veronica maffioli

    Maravilloso este equipo!!
    Desde el minuto 1 dije que si a la idea que nos tiro Imanol tan frescamente una tarde de entreno, de ir a Madrid a correr la media maratón porque tenia la certeza absoluta de que no importa cuantas carreras, medias o maratones enteras tendrías en tu curriculum, sabía que después de este, nuestro Madrid Roc’k’n’Roll “Nada volvería a ser como antes”,… y estoy súper Feliz porque no me equivoque.
    Ha sido increíble la experiencia, y no sólo hemos estado unidos to-el-rato por el hilo invisible que describe mi compi antes, sino que doy Fe de que cada uno de los 11 valientes que acabamos la carrera, dimos por cumplido nuestro objetivo no al cruzar la deseada meta, sino al estrecharnos en un fuerte abrazo con Imanol con una sonrisa de oreja a oreja.
    El dice que no nos empujó a ninguno, que fue nuestro mérito, pero no sabe realmente q sin él no hubiera habido jamás un antes y un después en este equipo. Gracias Imanol por poner música en este baile…gooo!!

  6. Bego

    Aunque no fui a Madrid, tengo la suerte de formar parte del equipo #quetusexcusasnoteacancen# y después de la experiencia de la rock & roll, mis compañeros de fatigas en las series, no son los mismos, están exultantes de felicidad, envidia la que pasamos cuando cuentan cosas del viaje, así que la próxima yo no me la pierdo.
    Imanol haces que todo el engranaje funcione, gracias.

  7. Jose Antonio

    Tengo la inmensa suerte de formar parte del grupo
    #QueTusExcusasNoTeAlcancen.

    Para mi también fue mi primera media maratón. Si alguien me dice hace un
    año que algún día correría un prueba así no me lo tomaría en serio.

    Después de 9 meses de entrenamiento con Imanol puedo decir que he sido
    capaz de hacerlo, y además viviendo momentos inolvidables.

    Al igual que Venan durante la carrera iba recordando consejos e
    indicaciones que Imanol nos ha ido dando durante estos meses, y pensando
    también en el resto del equipo que se encontraba en esos momentos en la
    carrera.

    He descubierto que una carrera así es una montaña de emociones, piensas
    en mil cosas, disfrutas, ríes, recuerdas, sufres…… me acordaba de
    mi gente que sabía que estaban pendientes, de alguno que ya no esta pero
    también esta pendiente, de como les iría al resto del equipo, y un
    montón de sensaciones más…..

    Al llegar a la meta aparte de esa sonrisa que dice Imanol hay algo
    impagable y es ese abrazo que recibes de los que han llegado antes que
    tu y esperan la llegada del resto de equipo en meta y el que das y
    recibes también de los que van llegando después.

    Un millón de gracias Imanol por poner la música en este ‘Baile de
    ilusiones’, que no pare…..

    Gracias equipo por ese ‘hilo invisible’ y por mucho más……

    ¡¡¡SIGAMOS BAILANDO!!!

    #QueTusExcusasNoTeAlcancen

  8. ÁNGELA

    Yo no he ido a Madrid, pero tengo la gran suerte de recibir esa energía que habéis traído al equipo, si señor, una energía desbordante que nos mantiene alegres, dicharacheros y sin parar de correr…
    Pobre Imanol! Menuda tropa que está preparando!!!!
    Esto no es sólo correr; es reír, bromear, y sí, sudar, sudar mucho y luchar y mejorar….y siempre con buen humor…
    Y esto es un sinparar…es estar pendientes de cuándo hay carrera, de cuándo quedamos para tomar vinito con queso…. de cuándo organizamos otra gran carrera y viajar todos juntos…

    Qué ilusión!
    Qué gran equipo!!!
    Qué gran entrenador!!!

    Mila esker

  9. María

    Ahí estás tú, con tus miedos, la acabaré? Como llegaré? Pero el sabe que estás preparada y antes de la salida nos lo dice, nos calma. Yo no iba convencida, ya que había tenido molestias en las fechas previas, lo que no sabía mi mente, es que mi cuerpo tenía recuerdo y uno muy bueno, todos esos entrenos de este invierno, con frío, bajo la lluvia, han creado en nosotros unos posos que nos hicieron terminar y superar nuestros objetivos a todxs nosotrxs. La alegria era evidente en meta y todavía se nos ve en la cara, pero es el entrenador y es el grupo entero quien te alivia del estrés del día y que por mal que llegues al entrenamiento, te vas con una sonrisa, sabiendo que con Imanol estás haciendo un buen trabajo y con estos compis que te arropan en cada caída, en cada día!! Que puedo decir… nos ha creado adicción a correr y a juntarnos!! Ha sido una conexión estupenda!! A por muchos bailes más!!

Comentar