Abrazos y running

»
«Podríamos vivir sin abrazos, pero sería como morir lentamente, un poco cada día»

¿Sabías que los beneficios de dar/recibir abrazos y los de correr son prácticamente los mismos? A saber:

  • Incrementan tu seguridad y confianza.
  • Rejuvenecen tu cuerpo.
  • Disminuyen la presión arterial y fortalecen el corazón.
  • Refuerzan tu sistema inmunitario.
  • Fomentan la empatía y la comprensión.
  • Reducen los sentimientos de enfado y apatía.
  • Favorecen la felicidad y mejoran tu estado de ánimo.
  • Etc.

Hay abrazos que quieres olvidar cuanto antes: de compromiso, interesados, distantes, falsos o traidores. Incluso abrazos violentos.

Como hay carreras que no te saben a nada, desilusionantes, decepcionantes,…carreras que soñabas que fueran de otra manera.

Pero hay abrazos que te dejan poso para toda la vida, de los que recordarás perfectamente su intensidad, duración, el tacto, olor y calor de la otra persona e incluso lo que quería expresar cuando te lo dio,… abrazos que te traspasan, abrazos que te marcan.

Así como carreras que te saben a gloria, que recuerdas para siempre, de las que eres capaz de recrear cada minuto, cada sensación y cada emoción que te transmitió, carreras que se quedan para siempre en tu interior.

Dicen que necesitamos 4 abrazos al día para sobrevivir, 8 para mantenernos y 12 para crecer, pero al igual que cuando entrenamos bien, cuanto más lo practicamos, más notamos sus beneficios. Y combinados, sus efectos se multiplican, créeme.

Correr es vida, abrazar es vida; así que corre, ríe, abraza, comparte y disfruta, eso es QTENTAmicina.

No te quedes sin dar un abrazo al cruzar la meta, no te quedes sin recibir el tuyo,…porque notarás que te falta algo.

#QueTusExcusasNoTeAlcancen…¡¡¡CORRE!!!

Comentar